Las brigadas vecinales denuncian que la policía les impide observar los controles raciales en Madrid

  • Los miembros de las Brigadas explicaron sus denuncias ante los medios.
  • En un año la asociación ha contabilizado más de 250 controles raciales en Madrid.

Las Brigadas vecinales de Observación de Derechos Humanos llevan más de un año vigilando y documentando los controles raciales que realiza la Polícia en Madrid a inmigrantes.

Sin embargo, los cuerpos de seguridad del Estado les han respondido con varios expedientes y les han puesto dos sanciones económicas: “Nos han acusado de alterar el orden público, cuando no es verdad”,  explica José Luis de la Flor, miembro de la organización.

De la Flor asegura que las Brigadas Vecinales pretenden “denunciar la actuación del Gobierno”. “Nuestra iniciativa es una respuesta colectiva contra los controles según el perfil racial. Estos constituyen actos de discriminación y exclusión e impiden a la población inmigrante integrarse en la sociedad. Nuestro compromiso es el de informar sobre sus derechos”, explican desde las Brigadas.  “Lo único que podemos hacer es observar y documentar los hechos”, precisa Malena Becerra.

Y RUBALCABA DICE ‘NO’

Las Brigadas han denunciado más de 250 redadas durante un año de trabajo: “Salimos a la calle y en el 40% de los casos nos encontramos con controles. Este año hemos registrado más de 250 redadas en Madrid”, añade De la Flor.

Para denunciar el “acoso” que la Policía ejerce sobre ellos, las Brigadas han traslado a la Fiscalía de la Comunidad de Madrid una petición para que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, -quien sigue negando la existencia de redadas-   ponga fin a estas prácticas “que van en contra de los derechos humanos”.

Anuncios